viernes, 24 de octubre de 2014

Diario de un perroflauta motorizado, 367


He recibido carta del alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, de fecha 14 de octubre de 2014. He supuesto que contestaba a mi escrito del 2 de septiembre sobre la contradicción que supone un Reglamento de Protocolo municipal donde se especifica la obligación de que todos los concejales, entre otros, asistan a los actos solemnes (incluidas misas y procesiones) y el hecho de que algunos concejales, principalmente los de IU y CHA no asistan, por lo que le solicito que cambie el Reglamento o sancione a los concejales que no cumplen. El texto íntegro de mi carta puede leerse en http://lautopiaesposible.blogspot.com.es/2014/09/carta-al-alcalde-belloch.html
He leído la carta del alcalde de Zaragoza y me parece una auténtica tomadura de pelo. Personalmente, había consultado con unas personas amigas de un despacho de abogados si mi escrito respondía veraz, jurídica y objetivamente a lo expuesto en el Reglamento. Pues bien, hay asuntos que Belloch no toca (por ejemplo, el objeto principal de mi carta), otros apenas los roza con una catarata de largas y rimbombantes citas. Repito, considero la respuesta de Belloch un ejercicio de cínico recochineo. Considero que debo privar a los posibles lectores de semejante tortura barroca, pero si alguien está interesad@ en leerla, haré que la escaneen (¡gracias, Marisol!) y la publicaré.


Y ya, puestos a lecturas absurdas, leo en la Montaña mágica, de Mann: “Santa Isabel de Hungría había sido flagelada hasta sangrar por su confesor, Konrad von Marburgo, inquisidor general y su confesor;   según la leyenda, “su alma ascendía hasta el tercer coro celestial”, y ella misma había azotado a una pobre anciana que tenía demasiado sueño para confesarse”. Las cosas asombrosas también hay que compartirlas. Seguramente no lo intentaron, pero se trata sin ligar a dudas de un caso flagrante de “sadomaso”, eso sí, ascendido a los altares.


Picado por la curiosidad, pido ayuda a míster Google y surgen como cerveza de un bote recién agitado casos y casos similares: De momento, me limito a transcribir uno, igualmente de gran altura /si bien no altura intelectual): “José de Cupertino fue un fraile franciscano italiano considerado un santo y un místico. Se dice que San José de Cupertino fue objeto de una levitación espontánea en octubre de 1630, durante una procesión en honor a otro santo, Francisco de Asís. José de Cupertino se mantuvo flotando sobre la multitud durante algún tiempo, para eventualmente regresar a suelo firme. Debido a que este milagro de levitación sucedió más de una vez, incluso en frente del Papa Urbano VIII, José de Cupertino es considerado el santo patrón de los pilotos y astronautas”.
Por lo demás, mañana tranquila de viernes. Mención especial a Antonio, amigo entrañable de Morata, y a Jesús, profe en un IES de Alcañiz.




Para que todo quede en calma, Khachaturian nos ofrece su Adagio:

Hasta el próximo día



jueves, 23 de octubre de 2014

Diario de un perroflauta motorizado, 366

Fotografía de Vera Benavente         
Hay momentos en que se rompe el tiempo y nace –no sin dolor- la extrañeza: todo resulta extraño, incluso un@ mism@, a sí mism@. Heidegger habla de esta “sensación” como de “no encontrarse en casa” (Unzuhause): las cosas familiares, las miradas habituales hacia las cosas y las personas familiares se hacen extrañas, extrañeza; el tiempo se rompe, el mundo cotidiano se esfuma, queda el individuo ante sí mismo, a la intemperie, sin otra cosa a la que aferrarse que su libertad de decisión para ir hacia donde quiera y pueda, aunque esa decisión marcará un rumbo, una ruta que troquelará su vida de un modo especial. Jaspers habla, a su vez de “situación-límite”, y Sartre describe maravillosamente esa sensación como “náusea”. En ese estado la existencia, el vivir mismo, se abre en toda su verdad y en toda su crudeza.
Poca gente acepta esta situación con los ojos abiertos. Normalmente, se piensa en otra cosa, casi tod@s buscan perderse entre la masa de cosas y personas que les inviten a fijarse en cualquier cosa que evite pensar y decidir por sí mism@s. 
Cuando me ocurre algo así, en cambio, y a pesar de que tampoco es muy agradable el estado de ánimo/vital que conlleva, sé que estoy de suerte si no desaprovecho la ocasión: pienso/afronto/me contemplo/abro los brazos para que entre muy dentro la verdad del mundo y de la propia vida/decido.

Anteayer pasé una tarde plena de “extrañeza”: todo –yo también- me resultaba extraño. No obstante, fui arrojando lejos de mí los miedos y las decepciones que me sobrevenían y, por fin, llegaron la tranquilidad de ánimo, la serenidad, la evidencia: mi sitio es el mundo, sin acotaciones, partidismos o parcelaciones. Mi sitio es, hasta que cambie la situación, el portal de la vivienda de la Consejera aragonesa de Educación y cualquier otro y sucesivo portal del próxim@ Consejer@ de Educación, si no remedia la situación pronto y bien. 
Mi sitio es la educación pública y pública. Quien no venga es porque no quiere, no porque no quepa. No quiero banderas y consignas, programas y proclamas, que identifican para separar. Mi sitio es seguir proclamando mi indignación por los recortes en educación perpetrados por el Gobierno del PP. Mi sitio es este mientras me resten fuerzas y vida.

Y en aquellos momentos, ya atardeciendo, me sentí feliz…
Al día siguiente, ayer, lo compartí en un pequeño restaurante con un buen amigo.
Vivo porque también tú, quien quiera que seas, eres mi sitio, a no ser que decidas otra cosa.
Esto mismo te lo dice ahora por mí Dave Edmunds (Born to be with you):


Por lo demás, día frío, menor concurrencia de personas en el portal, pero con la misma fuerza e ilusión de siempre. Mientras nos hacían esta foto, ha roto a sonar el Bendita y Alabada, por lo que salimos cantando el Canto a la Libertad.


Hasta mañana



miércoles, 22 de octubre de 2014

Diario de un perroflauta motorizado, 365

365… Ahora, sí… 365 días en el portal de la vivienda de la Consejera de Educación del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat. 365 mañanas, 365 viajes de ida en autobús. 365 días de vuelta a casa, generalmente con Marisol y Marga. 365 mañanas de cierzo huracanado, frío intenso, calor tórrido, temperatura benigna. Algunos de esos 365 días depararon identificaciones discretas o con varios furgones de la policía a pocos metros, sanciones de todo tipo y condición, juicios, sentencias, recursos… Son más de 16 meses (festivos, sábados, domingos...) marcados por y en ese portal. Y los que quedan… No son pocas las personas (esto es también Aragón) y los grupos, asociaciones, sindicatos y partidos que nos han declarado un cuerpo extraño en sus habitáculos y sus juegos, un error táctico, una provocación innecesaria (alguna vez les he preguntado cuál es su alternativa y… callan, pero esto es también Aragón). Otras personas, en cambio, nos han dicho con pocas palabras y unos cuantos abrazos a lo largo de esos 365 días que comparten esperanzas y reivindicaciones con nosotr@s. Creo que el poder va olisqueando que les queda poco tiempo de poltrona. Lo ha intentado, ha intentado echarnos del portal por todos los medios, pero no nos han vencido. Les hemos demostrado que estaremos luchando por la enseñanza pública y laica mientras nos resten fuerzas y vida. 365… 365… 365… 365…

Hoy ha llegado el otoño zaragozano: cierzo fuerte, alago más que frescor. Hay que ir preparando guantes y ropa de más abrigo.
Hoy Carlos Juan me ha hecho un regalo magnífico y entrañable, que leeré con verdadera fruición. ¡Gracias!
Hoy la cámara del móvil contiene una sola fotografía. Esta:


Hoy a las 18 horas está convocada una concentración en Zaragoza ante la sede de la DGA (Gobierno aragonés) y rodearlo (acción denominada “abrazo”).


 Espero que te guste esta canción:


Hasta mañana





martes, 21 de octubre de 2014

Diario de un perroflauta motorizado, 364



Hoy quiero empezar este Diario con una preciosa aventura.

Hace dos años y medio nació una niña preciosa, llamada Jara. Sus papás, Diana y Diego, psicóloga social e ingeniero aeronáutico, se subieron a sus bicis plegables, con dos remolques cargados de material de filmación y una bebé, y emprendieron un viaje por ocho países, buscando y saboreando escuelas donde el aprendizaje, “es juego, emoción, descubrimiento, placer”. Al mismo tiempo, invitan a quienes encuentran en el camino a “un viaje interior, de regreso a nuestra infancia, que nos ayude a mirar de nuevo el mundo con los ojos del niño o niña que fuimos, a recuperar algo que quizás creíamos perdido, olvidado entre las cuatro paredes de un aula y a atisbar la relación ente el aprendizaje, las emociones y la libertad”.

Han recorrido ocho países (EE.UU., Francia, Alemania, Gran Bretaña, Dinamarca, Suecia…).. Tras un buen y merecido descanso en Tenerife, han reanudado su viaje desde Málaga, por la costa mediterránea.

¡El día 31 de octubre, viernes, llegan a Zaragoza!
Este mismo día, 31 de octubre, a las 19 horas, hablarán de sus experiencias, aventuras y sueños en la oficina del Eurodiputado Pablo Echenique  de Podemos (calle Predicadores, nº 51).

Después piensan llegar hasta Galicia y regresar por Madrid a casa para ponerse manos a la obra y componer  un gran y prometedor documental con todas esas experiencias.
Cuentan también que entre sus pasiones están columpiarnos, chapotear en los charcos, inventarnos canciones infantiles con rima asonante, cocinar y devorar tortilla española y madalenas, tocar o hacer que tocamos instrumentos musicales variopintos (desde la armónica a la flauta de émbolo, pasando por la batería y la trompeta) y hacernos a mano nuestra propia ropa”.



No te lo puedes perder.
Es una suerte y un privilegio tenerlos en Zaragoza, entre nosotr@s. Te esperamos. Recuerda:
31 de octubre, calle Predicadores, nº 51, 19 horas.

El domingo, el Huffington Post publicó mi artículo Luces rojas en una sala de cine. Con gran sorpresa, he visto hoy que publicaban otro más: Y Jesús lloró.
Por lo demás, hoy ha sido una mañana saltarina. Van y vienen l@s compañer@s, nos encontramos, hablamos, compartimos cosas a veces hermosas y valiosas, y cuando pasa un coche policial, es la propia policía la que saluda por propia iniciativa. 




Cantemos y bailemos, pues, pero no levantemos la guardia, porque en cualquier momento puede caer la tormenta:



Hasta mañana