viernes, 19 de septiembre de 2014

Diario de un perroflauta motorizado, 343

Mañana tranquila, plácida y amigable. Las personas han ido llegando y yéndose del portal de la Consejera con verdadera armonía. Viernes. Otras semana más al pie del cañón.



IMPORTANTE: Varias personas han recibido sendas citaciones para comparecer en la Delegación del Gobierno en Aragón en un día y hora determinados. Si tenéis alguna duda o problema a este respecto, por favor, mandadme un email a antonio.aramayona@gmail.com  Esta mañana he estado con mis abogadas y me han comunicado que no hay nada problemático en este asunto y que cualquier cuestión podrá ser aclarada o solventada, siempre de acuerdo con los deseos, circunstancias y situaciones de cada persona.
IGUALMENTE IMPORTANTE: Ruego asimismo que tod@s aquell@s que hayan recibido la citación de comparecencia en la Delegación tengan a bien comunicármelo por email a la dirección de correo electrónico antedicha, pues así podemos tener relación completa de los citados, a medida que vayan recibiendo la correspondiente citación.

Gracias por todo, Viva la vida y la escuela pública y la escuela laica.

¡Hala, a bailar!

Hasta el próximo día.




jueves, 18 de septiembre de 2014

Diario de un perroflauta motorizado, 342

EL DELEGADO Y EL SUBDELEGADO DEL GOBIERNO DE ESPAÑA EN ARAGÓN

Poco dura la alegría en casa del pobre. Aún saboreando ayer que la Audiencia Provincial ha desestimado el Recurso de Apelación del Fiscal, me llama un amigo desde Madrid: ha sido citado por la Subdelegación del Gobierno de Aragón a comparecer allí un día a finales de septiembre a una hora concreta, en calidad de testigo presente en la Prueba Testifical de la Apelación que mi abogada presentó contra la sanción de 600 euros, por la que se me acusa de a) organizar y convocar a la celebración del aniversario de nuestra presencia en el portal de la Consejera aragonesa de Educación. Para colmo, citan a su mujer otro día y a otra hora. Al poco tiempo, mi hija Bego, igualmente residente en Madrid, me manda la fotografía del escrito recibido por correo certificado con la correspondientes citación otro día y a otra hora en la Subdelegación del Gobierno; b) no comunicar a la Delegación del Gobierno dicha “concentración” a su debido tiempo y en los términos legales deseados por la Delegación.
A lo largo de la mañana me han ido llegando llamadas y noticias de que la citación para comparecer en la Subdelegación va llegando a otras personas residentes en Zaragoza.
Supongo que ya poco tienen/saben qué hacer desde la Delegación/Subdelegación del Gobierno. Da tristeza y pena que el dinero público se emplee tan mal y esté siendo copiosamente cobrado y empleado tan lamentablemente. Imagino que pensarán que tres personas no viajan desde Madrid hasta Zaragoza para celebrar un aniversario, a no ser que alguien, ese artero y perverso Antonio Aramayona, los haya convocado previamente. Y el resto de los asistentes, ídem de lienzo: en el fondo les privan de la capacidad de decidir por sí mismos, con independencia de cualquier otra persona que supuestamente las convoca, inspira, manipula y controla.

Un buen amigo mío, también de Madrid, me escribía ayer:
Están muy rabiosos: ven peligrar su situación y enredan. Han ido de sobrados porque piensan que el mundo es suyo y cuando encuentran un ciudadano dispuesto a ponerles coto se encabronan. Y si algún juez despistado les quita la razón ¡para qué contar!
Que no te quiten la alegría, Antonio. Recurre, pleitea, ponle una querella al delegado o lo que te recomienden tus abogados y si necesitas euros, abrimos esa cuenta de resistencia de la que hemos hablado”.

Efectivamente, poco dura alegría en casa del pobre, y no hay sujetos más pobres que esos politicastros de la cachiporra que creen vivir bien a costa de no dejar vivir a nadie que piense o reivindique. Hagan lo que hagan, digan lo que digan, allí estaré defendiendo la escuela pública y laica, y denunciando la demolición de nuestros derechos y libertades que está llevando a cabo el Gobierno de la gaviota. Poco les queda. Pronto se quedarán sin poder esos irresponsables zoquetes de la política. No saben la que las va a caer encima…
Entretanto, el asunto de las citaciones está en manos de abogadas muy competentes de la ALAZ (Asociación Libre de Abogados de Zaragoza). En cuanto reciba instrucciones pertinentes, las haré llegar a los interesados sin dilación.

Hoy, como ya casi todos los días, muchas y buena gente. Nos ha salido especialmente bordado el Canto a la Libertad. Para colmo de alegría, mi hija Bego acaba de llegar a Zaragoza a pasar unos días.







Hasta mañana.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Diario de un perroflauta motorizado, 341

Ayer recibí la grata y maravillosa noticia de que la Audiencia Provincial de Zaragoza ha desestimado del recurso del Fiscal y ha ratificado íntegramente la sentencia absolutoria de Marga, Marisol y de mí. He enviado hoy mismo, por la mañana, a medios, agencias, contactos y amigos los siguientes COMENTARIOS: 

Según Sentencia de la Sección 3 de la Audiencia Provincial de Zaragoza, se ha desestimado el recurso de apelación que puso el Fiscal contra la Sentencia del Juzgado de Instrucción nº siete, de 7 de julio de 2014, “se confirma íntegramente la sentencia absolutoria”, se absuelve a Antonio Aramayona de las dos faltas contra el orden público por las que fue acusado (relativas a los días 4 y 5 de junio de 2014), e igualmente se confirma la absolución de Marisol Ibáñez y Marga Ribas.
Sin entrar en análisis jurídico-legales de la sentencia de la Audiencia Provincial (es posible imaginar, no obstante, el sonrojo que su lectura seguramente causaría al fiscal que puso el Recurso de Apelación), pues lo contrario sería una diletante temeridad, quiero resaltar como un triunfo de la libertad de expresión, de la capacidad de rebelión y de rebeldía por parte de la ciudadanía contra la injusticia y el abuso de poder, de la defensa incondicional de los derechos fundamentales del ser humano y de sus libertades cívicas, lo siguiente:

1) Se mantiene firme el principio reconocido en la Sentencia confirmada por la Audiencia Provincial de Zaragoza de que la libertad de expresión, noviolenta y cívicamente ejercida en la vía pública, está por encima de la potestad sancionadora de los poderes públicos del Estado, dado que  la libertad es uno de los valores superiores y la seguridad jurídica uno de los principios configuradores del Estado de Derecho.

2) Siguiendo este mismo hilo conductor de la sentencia, la potestad sancionadora del Estado está sujeta a unos estrictos límites, y queda “deslegitimada” si de algún modo se traspasan tales límites.

3)  La desobediencia a la autoridad ha de suponer previamente que la orden de los agentes cuenta con “una base legal que la sustente”. De hecho, dado que los agentes policiales adujeron  solo como norma legal el artículo 26-h de la Ley de Protección de Seguridad Ciudadana (“Desobedecer los mandatos de la autoridad o de sus agentes, dictados en directa aplicación de lo dispuesto en la presente Ley, cuando ello no constituya infracción penal.”), recuerdo que la sentencia confirmada asevera que no encuentra “base para la emisión de la orden recibida por los agentes”, más teniendo en cuenta el comportamiento cívico y educado que mantuvieron en todo momento tanto Aramayona, Ibáñez y Ribas como los mismos agentes. 

4) Asimismo quiero recordar que la sentencia aclara que  tampoco ha habido vejaciones, molestias o coacciones al cargo público (La Consejera aragonesa de Educación), ni esta ha interpuesto denuncia alguna por tal motivo, por lo que no caben medidas sancionadoras cuyo objetivo fuere prevenir la reiteración de una conducta por la que no ha habido una previa denuncia por parte de la presunta vejada, molestada o coaccionada. Más aún, recuerda el magistrado que la señora Consejera aragonesa de Educación no se personó en el juicio por un escrache anterior en las inmediaciones de su domicilio y que ella misma había denunciado por vía penal, por lo que deduce algo irónicamente el juez que no parece necesaria protección alguna de una acción de la que ya antes desistió la Consejera y que ahora no pretende (hasta el momento ni ha denunciado ni se ha querellado por esta causa). Desde entonces, sorprendentemente la señora Consejera aragonesa de Educación y cualquier otra autoridad de carácter público sigue sin decir esta boca es mía.

5) La absolución de Marga Ribas, Marisol Ibáñez y Antonio Aramayona de las faltas contra el orden público no solo refuerzan la reivindicación noviolenta de los derechos y libertades fundamentales y la denuncia de las lesiones de tales derechos y libertades en la vía pública por parte de la ciudadanía , sino que ponen en cuestión el concepto mismo de “orden público” en el que sustentan a menudo sus medidas, órdenes y acciones algunas autoridades y poderes públicos del actual Gobierno.

6) Al mismo tiempo, la íntegra confirmación de la sentencia del Juzgado de Instrucción nº siete, de 7 de julio de 2014, supone la apertura de nuevas vías, amparadas ahora aún más legalmente, a toda la ciudadanía de ejercer pública, libre y cívicamente el derecho a la libertad de expresión en defensa de las ideas y los ideales, de los valores, los derechos y las libertades que cada persona o colectivo de personas juzguen adecuadas y necesarias o como denuncia de la política de demolición sistemática de tales derechos y libertades por parte de los poderes públicos del Estado

7) Por último, Marisol Ibáñez, Margarita Ribas y Antonio Aramayona nos ratificamos en la defensa de la libertad de expresión, de la escuela pública y laica, de la denuncia contra los recortes perpetrados contra el derecho universal a la educación, de los derechos universales y las libertades cívicas fundamentales, y de la libertad y la dignidad de todos y cada uno de los seres humanos.  Seguimos y seguiremos en esta brega e invitamos a la ciudadanía a hacer lo mismo en los lugares y ámbitos que su conciencia ética y cívica les dicte.


Zaragoza, 17 de septiembre de 2014

 +++++++++++++

POR LA ESCUELA PÚBLICA Y LAICA
POR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN
POR LA VIDA DIGNA
POR LOS DERECHOS  HUMANOS Y LAS LIBERTADES CÍVICAS FUNDAMENTALES


Por lo demás, mañana tranquila y agradable, especialmente porque a Marisol ya le va siendo posible estar en el portal, solventadas algunas obligaciones familiares.



Hoy me sale muy de dentro esta melodía:



Hasta mañana

Comentarios sobre la sentencia de la Audiencia Provincial de Zaragoza que desestima el recurso del Fiscal

Según Sentencia de la Sección 3 de la Audiencia Provincial de Zaragoza, se ha desestimado el recurso de apelación que puso el Fiscal contra la Sentencia del Juzgado de Instrucción nº siete, de 7 de julio de 2014, “se confirma íntegramente la sentencia absolutoria”, se absuelve a Antonio Aramayona de las dos faltas contra el orden público por las que fue acusado (relativas a los días 4 y 5 de junio de 2014), e igualmente se confirma la absolución de Marisol Ibáñez y Marga Ribas.
Sin entrar en análisis jurídico-legales de la sentencia de la Audiencia Provincial (es posible imaginar, no obstante, el sonrojo que su lectura seguramente causaría al fiscal que puso el Recurso de Apelación), pues lo contrario sería una diletante temeridad, quiero resaltar como un triunfo de la libertad de expresión, de la capacidad de rebelión y de rebeldía por parte de la ciudadanía contra la injusticia y el abuso de poder, de la defensa incondicional de los derechos fundamentales del ser humano y de sus libertades cívicas, lo siguiente:


1) Se mantiene firme el principio reconocido en la Sentencia confirmada por la Audiencia Provincial de Zaragoza de que la libertad de expresión, noviolenta y cívicamente ejercida en la vía pública, está por encima de la potestad sancionadora de los poderes públicos del Estado, dado que  la libertad es uno de los valores superiores y la seguridad jurídica uno de los principios configuradores del Estado de Derecho.

2) Siguiendo este mismo hilo conductor de la sentencia, la potestad sancionadora del Estado está sujeta a unos estrictos límites, y queda “deslegitimada” si de algún modo se traspasan tales límites.

3)  La desobediencia a la autoridad ha de suponer previamente que la orden de los agentes cuenta con “una base legal que la sustente”. De hecho, dado que los agentes policiales adujeron  solo como norma legal el artículo 26-h de la Ley de Protección de Seguridad Ciudadana (“Desobedecer los mandatos de la autoridad o de sus agentes, dictados en directa aplicación de lo dispuesto en la presente Ley, cuando ello no constituya infracción penal.”), recuerdo que la sentencia confirmada asevera que no encuentra “base para la emisión de la orden recibida por los agentes”, más teniendo en cuenta el comportamiento cívico y educado que mantuvieron en todo momento tanto Aramayona, Ibáñez y Ribas como los mismos agentes. 

4) Asimismo quiero recordar que la sentencia aclara que  tampoco ha habido vejaciones, molestias o coacciones al cargo público (La Consejera aragonesa de Educación), ni esta ha interpuesto denuncia alguna por tal motivo, por lo que no caben medidas sancionadoras cuyo objetivo fuere prevenir la reiteración de una conducta por la que no ha habido una previa denuncia por parte de la presunta vejada, molestada o coaccionada. Más aún, recuerda el magistrado que la señora Consejera aragonesa de Educación no se personó en el juicio por un escrache anterior en las inmediaciones de su domicilio y que ella misma había denunciado por vía penal, por lo que deduce algo irónicamente el juez que no parece necesaria protección alguna de una acción de la que ya antes desistió la Consejera y que ahora no pretende (hasta el momento ni ha denunciado ni se ha querellado por esta causa). Desde entonces, sorprendentemente la señora Consejera aragonesa de Educación y cualquier otra autoridad de carácter público sigue sin decir esta boca es mía.

5) La absolución de Marga Ribas, Marisol Ibáñez y Antonio Aramayona de las faltas contra el orden público no solo refuerzan la reivindicación noviolenta de los derechos y libertades fundamentales y la denuncia de las lesiones de tales derechos y libertades en la vía pública por parte de la ciudadanía , sino que ponen en cuestión el concepto mismo de “orden público” en el que sustentan a menudo sus medidas, órdenes y acciones algunas autoridades y poderes públicos del actual Gobierno.

6) Al mismo tiempo, la íntegra confirmación de la sentencia del Juzgado de Instrucción nº siete, de 7 de julio de 2014, supone la apertura de nuevas vías, amparadas ahora aún más legalmente, a toda la ciudadanía de ejercer pública, libre y cívicamente el derecho a la libertad de expresión en defensa de las ideas y los ideales, de los valores, los derechos y las libertades que cada persona o colectivo de personas juzguen adecuadas y necesarias o como denuncia de la política de demolición sistemática de tales derechos y libertades por parte de los poderes públicos del Estado

7) Por último, Marisol Ibáñez, Margarita Ribas y Antonio Aramayona nos ratificamos en la defensa de la libertad de expresión, de la escuela pública y laica, de la denuncia contra los recortes perpetrados contra el derecho universal a la educación, de los derechos universales y las libertades cívicas fundamentales, y de la libertad y la dignidad de todos y cada uno de los seres humanos.  Seguimos y seguiremos en esta brega e invitamos a la ciudadanía a hacer lo mismo en los lugares y ámbitos que su conciencia ética y cívica les dicte.


Zaragoza, 17 de septiembre de 2014