martes, 29 de julio de 2014

Viñeta sobre perroflauta motorizado

Realizada por Javier, de La calle, de la FABZ


¿Cuándo se dejarán de pamplinas Comisiones Obreras y Unión general de Trabajadores?


Los secretarios generales de UGT y CCOO van a La Moncloa para reunirse con el Presidente del Gobierno Rajoy.  Tendrán como acompañantes a los presidentes de las patronales CEOE y Cepyme y todos ellos entrarán al palacio bajo el sacro palio (=paliativo)  de incrementar el “diálogo social”.
Vale, venga, a dialogar. ¿Sobre qué? Dicen los sindicatos que su prioridad es “mejorar la protección social” (por ejemplo,  una renta mínima para todas aquellas personas sin ingresos o una ayuda para las familias con todos sus miembros en paro y sin prestaciones). Es algo así como pactar el suministro de aspirinas y tiritas a las víctimas de una peste bubónica creada por los interlocutores sentados a su lado. Mientras esté vigente la Reforma Laboral del PP y de los grandes empresarios y financieros lo único digno y eficiente que resta es levantarse de la mesa y mandar a freír espárragos a los asistentes a ese supuesto “diálogo social”,  que nada tiene de social.
Ya antes, en anteriores diálogos sociales se habían comprometido a dialogar, por ejemplo, sobre paro juvenil, pero ahora, al comprobar que pinchan en hueso muy duro, se proponen hablar sobre mejoras en algunas prestaciones sociales. Los más optimistas aseguran que constarán así con  millones de aspirinas y tiritas a poder suministrar a cuarenta millones de afectados por el Ebola socioeconómico que asola el país.
Ernesto Sábato escribe en su libro “Antes del fin” que las presuntas bondades del neoliberalismo y de la libertad de mercado se le antojan una falacia, pues el mundo le parece poblado de lobos y de corderos, y mientras hay corderos que proponen a los lobos que se hagan vegetarianos, la idea neoliberal de libertad tiene como axioma fundamental: “libertad para todos, y que los lobos se coman a los corderos”. Quizá tras el diálogo con Gobierno y la  patronal, estos dos sindicatos declaren en una rueda de prensa que los lobos hispanovisigóticos se han hecho finalmente vegetarianos.
Hay que cambiar el sistema, pues el actual es una auténtica tomadura de pelo para el pueblo. Un instrumento histórico primordial es el sindicalismo, pero difícilmente cambiarán esos dos sindicatos el sistema si constituyen uno de los elementos principales del sistema actual. ¿Cómo reaccionarían los secretarios generales de ambos sindicatos ante este planteamiento? ¿Llamarían “antisistema”  a quien lo plantease? ¿Aceptarían que el sistema del que forman parte es realmente el antipueblo, el antitrabajador?
CC.OO. y UGT, dejaos de pamplinas, de fotos y de diálogos sociales. Los problemas son otros y la solución está en cualquier parte, menos en La Moncloa y con la patronal.



Diario de un perroflauta motorizado, 306

Ventosa y venturosa mañana. Carlos se ha hecho un escáner, cuyos resultados deseamos sean muy buenos. Hoy, cosa rara, no hemos visto a la Consejera durante toda la mañana. No obstante, allí hemos estado tan bien, a la sombra. He aquí unos cuantos ejemplos:





“¡Qué bien! ¡Viernes! ¡Mañana, descanso!”, nos decíamos muchos la noche del 25 pasado. No sospechábamos que a esa misma hora Gustavo  se estaba ahorcando en su casa de Alomartes (Granada), por una deuda hipotecaria con el Banco Mare Nostrum de más de 100.000 euros. No quiero pensar de qué forma estarán metabolizado la muerte traumática (“asesinato”, lo llaman la PAH y Stop Desahucios) de Gustavo sus dos hijos, de 11 y 3 años de edad. Espero que lo metabolicen de por vida en forma de indignación y de clarividencia de quién es y dónde está el adversario que mató a su padre.
El Banco Mare Nostrum un totum revolutum (denominado eufemísticamente “sistema institucional de protección”) donde han metido el cazo, dejando como un erial sus respectivas cajas, Caja Murcia, Caja Granada, Sa Nostra, Caixa Penedès. Sus directivos han obtenido pingües y obscenos retiros e indemnizaciones, y cargos poltroneros a discreción. También reparten muerte. La última, la de Gustavo.
El lunes siguiente se reunían en La Moncloa Rajoy y Sánchez. Cuatro horas de sonrisas convergentes. ¿Cuántos minutos dedicados a Gustavo, a quienes le han precedido en el suicidio, en cuantos le sucederán en la misma suerte?  Rajoy y Sánchez forman parte del sistema, son empleados del sistema donde se ceban las grandes empresas y grupos financieros. Su “recuperación” económica ha llevado a Gustavo a colgarse en su propia casa. Solo cederán cuando atisben el peligro de verse colgados ellos mismos por propia o por ajena iniciativa.
Ernesto Sábato escribe en su libro “Antes del fin” que las presuntas bondades del neoliberalismo y de la libertad de mercado se le antojan una falacia, pues el mundo le parece poblado de lobos y de corderos, y mientras hay corderos que proponen a los lobos que se hagan vegetarianos, la idea neoliberal de libertad tiene como axioma fundamental: “libertad para todos, y que los lobos se coman a los corderos”. El primer lobo que me dé un mordisco caerá a los pocos segundos sin vida de tanto veneno que va a poner en su cuerpo este vegetariano que escribe.
Bonnie Tyler irrumpe en plena calle Alfonso y empieza a gritar ¡¡¡es un asco!!!” (it´s a Heartache”). ¡Tiene mucha , mucha razón…



Hasta mañana

lunes, 28 de julio de 2014

Diario de un perroflauta motorizado, 305

Me viene de sopetón Eubúlides de Mileto, que ya me estaba esperando en el portal de la Consejera aragonesa de Educación, y me dice: “si nunca has perdido una cosa, aún la tienes. Y como nunca has perdido los cuernos, entonces, tienes cuernos”. No le contesto, solo me quedo pensando en lo poco que sabe Eubúlides sobre cornamentas humanas.


Se  adentra en mis cavilaciones Bertrand Russell, que tras un escueto saludo me dice, mirándome directamente a los ojos:
La familia, la escuela y los medios de (des)-información. Estos son las tres vías principales de transmisión de la ideología dominante y deseada desde el poder.
Quien tiene el “palo” más grande –el poder familiar, el poder ideológico  y el poder político y sus mecanismos coercitivos- tiene mayores probabilidades de imponer sus definiciones sobre lo que hay que pensar, decir, reprimir  y callar”.
Se despierta entonces en mi mente, sin saber si Bertrand ha terminado de hablar, una frase del lingüista Max Heinrich que leí y apunté hace ya un montón de años: “una lengua es un dialecto con un ejército y una armada”, de lo que fácil es deducir que un dialecto suele ser tenido solo por dialecto por carecer de ejército y de armada.
Esto mismo, continúa Russell, puede aplicarse a los “principios y normas” principales en materia sexual, social, política, cultural, etc. En otras palabras, el poder decide a menudo la valoración moral y el tratamiento social que han de adoptar los hechos, cotidianos o históricos, en una determinada sociedad. Todo parece adentrarse así en una dimensión teledirigida, donde la mirada propia  se torna en centro evaluador, según las pautas ideológicas y de comportamiento que previamente se han ido inculcando”.

Empiezan a meter baza algun@s de los allí presentes: 



- Es decir, los mecanismos conceptuales para el mantenimiento de las “normas sociales” que quiere imponer un determinado sistema político  son en sí mismos productos de la presión social (como toda legitimación ideológica) y rara vez pueden entenderse al margen de las demás actividades de la colectividad, apunta Marisol.
 - Destacan así tres fuentes legitimadores, que acuñan en el centro de las mentes la ideología oficial del poder: la familia, la escuela y los medios de comunicación, explica Charo.
- Esa es también la explicación de que el poder no quiera medios de comunicación independientes y saneados, sino lo más dependientes de las arcas subvencionadoras del poder instituido, en cuyas manos se hallan de facto, afirma el komandante Carlos.
- No obstante, cabe la posibilidad – asegura Palmira- de que personas rebeldes puedan intercambiar simplemente sus universos de legitimación a través del diálogo a escala interpersonal, grupal y asociativo. Las revoluciones sociales están casi siempre precedidas de revoluciones ideológicas, sostenidas, a su vez, por revoluciones interiores de cuantos están dispuestos al cambio social en oposición abierta al poder.

Tras de lo cual, nos ponemos a cantar el Canto a la Libertad, que son las doce en punto y los monaguillos del Pilar están a lo suyo, cantando su Bendita y Alabada. Remata la faena Ella Fitzgerald


A Lora y Nacho les espera una buena vida y una vida buena, lo sé. ¡Gracias, de paso, Jose!


Hasta mañana

sábado, 26 de julio de 2014

Así es la vida, así es...



Diario de un perroflauta motorizado, 304



AYER ENVIÉ A MEDIOS INFORMATIVOS Y DE COMUNICACIÓN, REDES SOCIALES Y CONTACTOS DIVERSOS LAS SIGUIENTES 

CONSIDERACIONES DE ANTONIO ARAMAYONA, A TÍTULO PERSONAL, SOBRE EL RECURSO DEL FISCAL A LA SENTENCIA ABSOLUTORIA DE DESOBEDIENCIA A LA AUTORIDAD POR PERMANECER EN EL PORTAL DE LA CONSEJERA ARAGONESA DE EDUCACIÓN.


El 16 de julio del presente año, el Fiscal, don Juan Pablo Fraj Lázaro,  recurrió la Sentencia dictada por el Juzgado de Instrucción nº Siete de Zaragoza el 7/7/2014, que me absolvía de dos faltas de desobediencia leve a la autoridad y dejaba libre de cargos a mis compañeras Marisol Ibáñez y Margarita Ribas.  

Sin entrar en consideraciones legales, de las que soy lego, y remitiéndome en lo que atañe a dicho ámbito jurídico-legal,  al Escrito de Impugnación del Recurso del Fiscal por parte de mi Defensa, Dña. Lourdes Barón Jaqués, Letrada del Colegio de Abogados de Zaragoza y miembro de la Asociación Libre de Abogados de Zaragoza (ALAZ), de fecha 26 de julio de 2014, entregado en el Juzgado correspondiente el 24 de julio, quiero poner de manifiesto las siguientes consideraciones, a título estrictamente personal:

0.    Mi única referencia y declaración legal a la que me adhiero por completo como encausado es la nota que me Defensa me ha remitido y que dice así:
            “El Fiscal ha recurrido la Sentencia dictada por el Juzgado de Instrucción nº Siete de Zaragoza el 7/7/2014, que absolvió a Antonio Aramayona de dos faltas de desobediencia leve a la autoridad, porque entiende, entre otras consideraciones, que las órdenes policiales que no acató eran amparadas por la Ley Orgánica de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y que respetaron la libertad de expresión de Aramayona.
Por contra, la defensa de Antonio ha impugnado el recurso por entender que la Sentencia es completamente ajustada a Derecho, puesto que la Autoridad no puede impedir , a través de sus agentes, su protesta pacífica en la vía pública, en contra de los recortes en la educación pública, y que las órdenes policiales vulneraron su derecho fundamental a la libertad de expresión, teniendo en cuenta que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del estado tienen como misión fundamental la de proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades.
Asimismo, su defensa manifiesta que la doctrina del Tribunal Constitucional impide la condena en sede de apelación porque el recurso se tramita por escrito y, por tanto, los magistrados de la Audiencia Provincial, que deben decidir sobre el recurso del Fiscal, no escuchan a denunciantes, ni  denunciados, ni las pruebas que se hayan practicado en el juicio".


1. Asegura el Fiscal que el motivo del recurso es entender que ha habido infracción del Artículo 634 del Código Penal, que dice: Los que faltaren al respeto y consideración debida a la autoridad o sus agentes, o los desobedecieren levemente, cuando ejerzan sus funciones, serán castigados con la pena de multa de diez a sesenta días”, de lo que el Fiscal se reafirma en  las dos infracciones de desobediencia leve a la Autoridad. En primer lugar, considero que el motivo principal del Recurso ha sido político, como consecuencia de seguir los requerimientos de las autoridades gubernativas que hubieren venido al caso. En segundo lugar, ni de los hechos acaecidos los días 4 y 5 de junio de 2014 ni de la declaración de los Agentes en la vista del juicio, ni de la Sentencia misma es posible concluir la existencia de la más mínima falta de respeto y consideración hacia la autoridad o sus agentes.

2. Por otro lado, el Fiscal aduce en el  Recurso el art. 11.1. f de la LO/86 de Fuerzas de Seguridad, que dice:
Artículo 11. Las Fuerzas y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado tienen como misión proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana mediante el desempeño de las siguientes funciones: (…)   f) Prevenir la comisión de actos delictivos”.  Considero que no existe relación ni en las órdenes ni en las mentes de los agentes policiales denunciantes los días 4 y 5 de junio de 2014 con la prevención de la comisión de actos delictivos. Estimo asimismo demencial que un Fiscal considere “acto delictivo” lo ocurrido en los días mencionados o en los 365 días anteriores, calificado por los mismos agentes como acaecido con actitud y trato pacíficos, educados y cívicos por mi parte en todo momento.  

 3. Sigue diciendo el Fiscal en su escrito de Recurso que ir al portal es una falta de coacciones y vejaciones según el art. 620.2 del Código penal, que dice: “Serán castigados con la pena de multa de diez a veinte días (…) 2.º Los que causen a otro una amenaza, coacción, injuria o vejación injusta de carácter leve, salvo que el hecho sea constitutivo de delito”.
Me resulta no sólo ridículo, sino también físicamente imposible amenazar, coaccionar, injuriar o vejar a quien no tiene ni ha tenido contacto directo o indirecto con la presunta persona injuriada, ni jamás esta ha comunicado o advertido durante más de un año de comisión del presunto delito al presunto infractor. Invito, por otro lado, a acudir al Diccionario de la RAE para consultar el significado de amenaza, coacción, injuria o vejación[1] para comprobar el sinsentido de tal afirmación del fiscal, más considerando que en la Sentencia las mismas declaraciones de los agentes denunciantes reconocen que mi comportamiento ha sido siempre educado, cívico y jamás injurioso para nadie.

4. Resulta aún más sorprendente que, si bien el mencionado artículo 620 del Código Penal acabe diciendo que “los hechos descritos en los dos números anteriores sólo serán perseguibles mediante denuncia de la persona agraviada o de su representante legal”, cuando, tal como señala la Sentencia misma, no ha habido nunca denuncia por parte de la persona presuntamente agraviada (la Consejera de Educación del Gobierno de Aragón) o de su representante legal, el Fiscal realice una cabriola legal con doble triple mortal para incurrir en la bizantina distinción entre la “no perseguibilidad” de la supuesta infracción penal al no existir denuncia y la obligación de los agentes de “impedir” que se siga cometiendo tal infracción penal, medie o no medie denuncia.

5. Por ultimo asegura el Fiscal que no se me pidió que me marchara o exhibiera la pancarta, sino que no lo hiciera en la misma puerta, sino a diez metros de distancia. Resulta inexplicable entender cómo no se le pide a alguien que se marche de un lugar y al mismo tiempo decirle que se traslade a diez metros de distancia. 
6. Finalmente, considero imprescindible tener en cuenta, tal como apunta certeramente mi Defensa, de acuerdo con la doctrina constitucional establecida en algunas Sentencias del Tribunal Constitucional, que “vulnera el derecho a un proceso con todas las garantías que un órgano judicial, conociendo en vía de recurso, condene a quien había sido absuelto en la instancia o empeore su situación a partir de una nueva valoración de pruebas personales o de una reconsideración de los hechos estimados probados para establecer su culpabilidad, siempre que no haya celebrado una audiencia pública en que se desarrolle la necesaria actividad probatoria, con las garantías de publicidad, inmediación y contradicción que le son propias, y se dé al acusado la posibilidad de defenderse exponiendo su testimonio personal”. Sorprende entonces que el Fiscal no haya solicitado en su recurso de apelación la celebración de vista alguna, so pena de infringir el derecho fundamental a un proceso público con todas las garantías, por no respetarse los principios de publicidad, inmediación y contradicción”. Proceso público que solicito y al que tengo derecho, si es caso.

En Zaragoza, a 25 de julio de 2014

Antonio Aramayona Alonso


[1] AMENAZAR:  1. Dar a entender con actos o palabras que se quiere hacer algún mal a alguien.   2. Dar indicios de estar inminente algo malo o desagradable. 3. (Por las amenazas y voces con que suele conducirse; cf. cat. menar). desus. Conducir, guiar el ganado.

COACCIONAR, ejercer coacción: coacción 1 Fuerza o violencia que se hace a alguien para obligarlo a que diga o ejecute algo. 2. Poder legítimo del derecho para imponer su cumplimiento o prevalecer sobre su infracción.

INJURIAR 1. Agraviar, ultrajar con obras o palabras. 2. Dañar o menoscabar.

VEJAR  1. Maltratar, molestar, perseguir a alguien, perjudicarle o hacerle padecer.
2. Dar vejamen (‖ reprensión satírica y festiva).