sábado, 29 de agosto de 2015

La Conjura de los Hipócritas: la maldad de Convergència


PUBLICADO HOY EN ELDIARIO.ES  ARAGÓN
Acabo de escuchar en la radio  que Stephen Hawking ha afirmado grosso modo en una conferencia en Estocolmo  que la caída en un agujero negro sería un viaje solo de ida, pero los posibles viajeros espaciales podrían terminar en otro universo.

Y no le falta razón. He caído en barrena en otro agujero negro que me ha llevado a otro universo, muchas veces ya conocido y repudiado, al enterarme de que la Guardia Civil ha irrumpido en el edificio de la sede de Convergència en Barcelona, así como en la sede de la Fundación convergente CatDem y los ayuntamientos de Sant Celoni, Figueres, Lloret y Sant Cugat, regidos también por Convergència. E inmediatamente una molesta mosca se me ha pegado irremisiblemente a la oreja.

No soy militante ni siquiera simpatizante de Convergència, pero me parece mosqueante que la policía entre y se lleve información de la sede central y la sede de su Fundación un mes antes de las elecciones generales (tenidas por tirios y troyanos como un plebiscito de facto) y unos días antes de la celebración de la Diada catalana el 11 de septiembre. Me resulta indigerible que sea solo y principalmente un acto movido solo por el deseo de hacer justicia y esclarecer unos posibles actos delictivos. Vivimos cada vez más en el país del “todo vale” y de que lo que más importa es ganar elecciones para seguir mandando y a la vez para que no fisguen en los propios asuntos.

Me resulta intragable la pregunta de por qué la policía no entró jamás en la sede del PAR, cuando, por centrarnos solo en su affaire más maloliente y claro, en el municipio zaragozano de La Muela el tufo a choriceo y negocios sucios era insoportable. O cómo no fue la policía al domicilio de sus principales dirigentes, más preocupados en tapar y acallar que en contribuir al esclarecimiento de asuntos paracriminales. ¿No sabían nada quizá?

Recordemos otras cloacas: la Púnica (¿entró la policía en la sede del PP Madrid, 1ª planta de Génova?), los papeles de Bárcenas, la caja B del PP, los sobres en negro, los pagos en negro del PP (¿entró alguna vez la policía en la sede central del PP, calle Génova? ¿Detuvo a alguien por destruir pruebas definitivas, como la memoria de varios ordenadores en su propia sede?), la trama Gürtel (¿entró la policía alguna vez en la sede del PP en Valencia? ¿indagó realmente e irrumpió a tiempo, por ejemplo, en el ayuntamiento de Alicante o en decenas de ayuntamientos similares?), el caso de la Plataforma Logística “Plaza” en Zaragoza (¿ha entrado acaso la policía en la sede del PSOE aragonés, calle Conde Aranda, 138?). Hablando de Fundaciones de Partidos (dejo aparte sindicatos, organizaciones empresariales, por no ser demasiado prolijo). ¿Ha entrado la policía y se ha llevado documentación de la Fundación FAES, presidida por José Mª Aznar? ¿O de cualquiera de las numerosas Fundaciones socialistas?

Me parece vergonzante la manipulación informativa a la que quieren someternos. Me parece vergonzante cualquier tipo de juego sucio para ganar o hacer perder unas elecciones. Me parece vergonzante el silencio de muchos dirigentes o las declaraciones turiferarias de otros acerca de la inspección de Convergència, portada ipso facto de la mayoría de medios. Es posible que Convergència haya perpetrado no pocos delitos contra la hacienda pública. Lo sabía González cuando pactó con nacionalistas para gobernar. Lo supo Aznar cuando pactó con nacionalistas y habló en catalán en la intimidad para gobernar. Lo que más me cabrea es tener que seguir oliendo la podredumbre política y ética de los “partidos mayoritarios”, de orden tan ordenado y ordenante, coautores de la modificación del artículo 135 de la Constitución. PSOE y PP son dos grandes Tartufos, de pomposos y graves discursos, engañabobos, hipócritas, trileros. Solo tengo que agradecerles con esto de Convergència que Sergio Morate, el asesino de dos mujeres jóvenes de Cuenca, por fin no será ya asunto de portada y primera página en los medios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si lo deseas, puedes hacer el comentario que consideres oportuno.