sábado, 11 de junio de 2016

Diario de un profeflauta motorizado, 724


 Sábado, teórico descanso, dado el ruido de la Eurocopa de Fútbol, de la profusión de “Debates a 4” en los medios y de la Campaña Electoral previa al 26-J. En Diciembre pasado creí haber llegado al umbral máximo de saturación político-propagandística de los partidos, mas no. Es ahora, a medida que se suceden los días anteriores a las elecciones, cuando estoy llegando al límite máximo de sobresaturación. No aguanto, no soporto un segundo más de debates, discursos, mítines, autobombos, descalificaciones… Y es que no hace falta ser advino para saber qué van a decir, replicar, pseudoargumentar y pseudocontraargumentar unos y otros.

Arainfo me pidió ayer un artículo con mi visión de toda esta farándula anterior al 26-J. Lo haré con mucho gusto, como un ejercicio profiláctico y catártico.

Marcos y Daniel, Pilar y Javier, continúan felices y contentos (no hay más que mirar las fotos que van mandando). Begoña ya ha dejado Bogotá y pasa unos días en el Caribe del país, antes de viajar a Cali donde pronunciará una ponencia en el Congreso que es el principal motivo de su viaje.


Siguen los encuentros diarios con amigos y amigas. Todo un ejercicio de cariñosa alegría y de abrazos sin palabras, pues cada vez sobran más las palabras.

Gabriel Fauré me ha despertado esta mañana con una de sus más  deleitosas melodías (eso sí, a cambio de un café con leche muy caliente y unas cuantas galletas integrales).




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si lo deseas, puedes hacer el comentario que consideres oportuno.