viernes, 27 de noviembre de 2015

Diario de un perroflauta motorizado, 615

            Pronto ha comenzado hoy la jornada. Marisol y yo hemos tenido un siempre grato encuentro con el abogado de Marisol, Javier Checa, miembro también de la Asociación Libre de Abogados de Zaragoza (ALAZ) en relación con la comparecencia de Marisol en el Juzgado nº 4 por una multa impuesta en noviembre de 2013 y que ha pasado al nivel de contencioso administrativo. Curiosamente, en estos casos Marisol no puede hablar, y solo pueden hacerlo los testigos (testigo único en este caso, yo).
De allí nos hemos ido a la plaza de Aragón, otro día más, primera semana en ese lugar, proclamando con nuestros carteles NO A LA GUERRA. Reacciones de todo tipo, desde las personas que muestran su disconformidad hasta las que manifiestan personalmente su apoyo. A este respecto, hemos tenido una surrealista conversación con dos chicas jóvenes, que se han presentando al poco rato, como Testigos de Jehová, concluyendo que Dios no quiere la guerra, definitivamente probado por no sé qué salmo de la Biblia. Incluso han sacado a relucir la teoría del diseño inteligente.



En el transcurso de la mañana ante Capitanía, Marisol se ha enterado de que ha sido citada en la Delegación del Gobierno por el expediente sancionador 6879/2015 en el se me multa con 650 euros que aún sigue pendiente (sospecho que han sido citadas más personas, por ser propuestas por mí como testigos; ya me lo irán diciendo) por los hechos acaecidos el 30 de abril de 2015, último día de nuestra presencia en las inmediaciones del portal de la anterior Consejera de Educación, Dolores Serrat). Fueron acudiendo espontáneamente varias personas, hasta llegar según la policía a 29 (portadoras del sospechoso atuendo de “camisetas de marea verde”), a lo que el Subdelegado del Gobierno de España denomina por su cuenta y riesgo “concentración”.
Se me acusa de ser “promotor de dicha “concentración” porque la policía lo “percibió” así en mi “actitud y manifestaciones”.
Se me acusa de no retirarme del lugar, una vez que la policía dice que contravengo la ley que obliga a comunicar a la “Autoridad Gubernativa” una concentración.
Se me acusa de manifestar que nunca comunico una concentración, tampoco la “concentración” que había “promocionado”.

¡Viernes! ¡Qué bien!


MARI TRINI canta “Yo no soy esa”, reivindicadora del feminismo, la libertad y la autonomía.



Hasta el próximo día

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si lo deseas, puedes hacer el comentario que consideres oportuno.