miércoles, 25 de noviembre de 2015

Diario de un profeflauta motorizado, 613




Ayer me topé contra la sinrazón kafkiana de una funcionaria-con-cargo en MUFACE Zaragoza. Ni lo explica ni lo justifica, pero se desestima la solicitud de ayuda para renovar la silla de ruedas eléctrica. Se me ofrece cómo única vía de reclamación el recurso en alzada en un plazo de un mes. Son mis piernas, no solo es una silla. Se h encargado de mi caso, la abogada, Paula Hormigón, especialista en Administrativo, que me ha demostrado sobradamente en repetidas ocasiones su competencia.

Segundo día de presencia ante el palacio de la antigua Capitanía General, sede de la V Región Militar. Hemos ganado allí además dulzor en la temperatura y en la acritud de los elementos: allí da el sol toda la mañana. Ya veremos cuando sople con rabia el cierzo en uno de los lugares donde más se nota dentro de la ciudad de Zaragoza.

Hoy entre sol, llovizna, nubarrones y claros, se han acercado varias personas, incluidas dos estudiantes de Periodismo, para hacernos fotos. Pregunta frecuente por parte de algún viandante ¿Es que hay guerra?.  Otros, en su misma línea suponían ayer que yo estaba allí porque me pagaban. Ricardo, Alicia, Beatriz, Marisol y yo hemos mantenido el NO A LA GUERRA y el NO EN MI NOMBRE en el transcurso de la mañana.






Beethoven nos ofrece hoy la lección magistral de cómo describir mediante música una tormenta, con relámpagos, lluvia, truenos y rayos. Se cierne sobre nuestras cabezas la tormenta de la enésima guerra entre dos violencias. Beethoven nos regala la solución: escúchese con emoción el 5º y último movimiento de esta misma Sinfonía.
SEXTA SINFONÍA. 4º MOVIMIENTO. Gewitter. SturmRelámpagos. Tormenta»): Allegro.



Hasta mañana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si lo deseas, puedes hacer el comentario que consideres oportuno.