miércoles, 11 de noviembre de 2015

Diario de un profeflauta motorizado, 603

Hoy debo comenzar con ayer. Se nos pasó volando la mañana, hablando con unos y con otros. Quiero resaltar especialmente a Paquita, Sara, Andrea, Mario y Gisela. ¡Gracias! Fue estupendo estar un rato con ellos.




Después nos fuimos a comer, invitados por Marisol y Pedro, al restaurante del Paraninfo. Fue una comida cordial, llena de la satisfacción que todos y todas teníamos de estar allí, juntos. Todo un honor que haya sido el primer acto de celebración de sus Bodas de Oro.





Hoy, una reunión vespertina, que me aconseja cerrar ahora el Diario de este día, no sea que me encuentre demasiado cansado para escribir algo, ya regresado a casa.

Me apetece dejar hoy el 5º movimiento de la Sexta Sinfonía de Ludwig van Beethoven. Beethoven mismo lo describió  como “Hirtengesang. Frohe und dankbare Gefühle nach dem Sturm” (“Canto de los pastores. Alegría y sentimientos de gratitud después de la tormenta”). (Lo escucho casi cada mañana, antes de encaminarme al portal de la Consejera, Delegado, PP… A partir del minuto 4, difícilmente puedo contener las lágrimas).



Hasta mañana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si lo deseas, puedes hacer el comentario que consideres oportuno.