martes, 29 de septiembre de 2015

Ceremonia de confusión confesional en el Ayuntamiento de Zaragoza




Foto de El Periódico de Aragón
Perplejo me he quedado al volver de las inmediaciones de la sede del PP, donde reivindico cada mañana los derechos y libertades fundamentales y denuncio los recortes perpetrados por el PP. Hoy ha habido Pleno en el Ayuntamiento de Zaragoza y tras marear los grupos municipales por segunda vez la perdiz, el alcalde y los ediles deberán asistir en calidad de tales a los actos religiosos de la ciudad (san Valero, Ofrenda de flores, Corpus Christi, Rosario de Cristal, Semana Santa…) y acompañados de caballería, timbales y recogedores de cagadas equinas.

La propuesta de Zaragoza en Común (ZeC) solo ha obtenido los votos de Ciudadanos (C’s), consiguiendo así finalmente un número pírrico de votos, con el resultado de que sigue vigente el actual Reglamento de Protocolo, Honores y Distinciones del Ayuntamiento de Zaragoza.

Según EFE, todo ha empezado a quebrarse con el cambio de postura del PSOE, que quería “blindar” dos actos tradicionales (Ofrenda de Flores y San Valero). No me extraña. El PSOE ha estado ocho años ininterrumpidos comandando el Ayuntamiento de Zaragoza, presidido por el alcalde Belloch, que condicionó su puesto a que un crucifijo presidiera el salón de Plenos, que dedicó una calle de la ciudad a Escrivá de Balaguer, que asistió a cuantos actos religiosos, misas y procesiones prescribe el antedicho Reglamento, renovado hoy como está ahora durante el mandato socialista.

¿Protestó, levantó la mano o movió una ceja algún edil socialista, incluido el ahora tan parlante Pérez Anadón? Todo lo contrario. Votaron sin excepción a favor de todas y cada una de las propuestas confesionales del bienaventurado Belloch, por mucho que Pérez Anadón confesara en encuentros privados en el propio ayuntamiento con miembros de alguna asociación laica su disenso con el alcalde Belloch, así como sus hondas y arraigadas convicciones laicistas. El PSOE, con su Sánchez a la cabeza, habla y habla ofreciéndose como la solución de España, como si no hubiese hecho lo mismo una vez tras otra, para acabar mirando hacia otro lado, aumentando la confesionalidad del Estado, de hecho, más que el PP, aumentando el porcentaje de la Iglesia Católica en la casilla de la Declaración del IRPF. El PSOE no es creíble. El PSOE pringa cuanto toca. Hoy, también.

ZeC ha cometido el error de buscar “consenso” donde no lo hay. Si ZeC tiene una propuesta aconfesional, no tiene más que expresarla ante la ciudadanía y ante los ediles representantes de esa ciudadanía.  Y después que salga el sol por Antequera, una vez que cada grupo municipal se haya retratado como decidiera. Al parecer, el alcalde Santiesteve era y es miembro de MHUEL (Movimiento hacia un Estado Laico), lo cual debería haber sido garantía de tener bien perfiladas las propuestas aconfesionales de ZeC. Muy al contrario, todo ha acabado en una triste ceremonia de la confusión, donde su propia chapuza y las malas artes de otros han dejado intacto finalmente el actual Reglamento de Protocolo.

Cómo no, el PP ha votado en contra y ha lanzado medias verdades y falsedades para aumentar el lío:  Patricia Cavero, del PP, ha afirmado que ZeC quiere "prohibir" a sus concejales la presencia en actos religiosos por "prejuicios" ideológicos, así como que los actos religiosos comprendidos en el Reglamento de Protocolo "forman parte esencial de las fiestas de esta ciudad".

El PSOE comenzó ya de mañanita a calentar la situación en la SER: Pérez Anadón describió a ZeC en “las barricadas” y gobernando para su pequeño sector de militantes y simpatizantes (¿para qué sector gobernó Belloch, él mismo y sus compañeros socialistas durante ocho años?). Después, el grupo municipal socialista  “blinda” dos actos (Ofrenda y san Valero) que por muy tradicionales y populares que fueran, van acompañados de misa solemne católica, ofrenda de flores a una estatua católica, y procesión dentro de la catedral de la Seo venerando y acompañando un brazo y el cráneo de san Valero , patrón de la ciudad (el resto se encuentra en Roda de Isábena).

CHA se abstiene, primero, por considerar la propuesta final de ZeC “tibia” y “corta”, y finalmente vota en contra por no estar recogida en la propuesta una de sus dos enmiendas. El PSOE puntualiza después que su idea no es que los concejales vayan a misa,  sino que puedan a ir en calidad de tales, y remata su cagada confesional aduciendo el sofisma de que “la aconfesionalidad recogida por la Constitución no prohíbe a los regidores asistir a sus fiestas patronales” y esperando que “lleguen al pleno asuntos importantes y de gestión” (¿la aconfesionalidad de las instituciones del Estado es, pues, algo así como una ‘maría’?).

Hace años, siendo yo Coordinador de MHUEL, esta asociación laica envió formalmente por escrito la siguiente propuesta a todos y cada uno de los partidos políticos con representación municipal:


Manifiesto por la laicidad de las instituciones del Estado

                   CONSIDERANDO
Que el Estado español es un Estado aconfesional, tal como queda expresado en el artículo 16.3 de la Constitución española
Que, sobre esta misma base, todas las instituciones del Estado y todos los cargos y representantes electos para tales instituciones han de ser en calidad de tales aconfesionales
Que los recintos, símbolos, actos y celebraciones relacionados con el desempeño del cargo de esos representantes deben ser igualmente aconfesionales

                     ES PRECISO

1.    Que en el acto de toma de posesión de cargos institucionales no haya objetos, ritos, símbolos y fórmulas pertenecientes a alguna confesión religiosa
2.    Que en el caso de haber por imposición símbolos o ritos confesionales en el acto de posesión de cargos institucionales, se decida no tomar posesión del propio cargo en ese acto
3.    Que en el caso de darse por imposición símbolos o ritos confesionales en el acto de posesión de cargos institucionales y haber decidido no tomar posesión del propio cargo en ese acto, se reclame otro acto exclusivamente aconfesional de toma de posesión del propio cargo
4.    Que las celebraciones y ceremonias públicas  sean aconfesionales
5.    Que en los lugares pertenecientes a la institución para la que se haya sido elegido no haya ningún símbolo confesional
6.    Que en las celebraciones privadas confesionales no haya presencia de cargos públicos del Estado, en calidad de tales y en cualquiera de sus niveles.
7.    Que los representantes del pueblo, elegidos por el pueblo, declaren y proclamen públicamente su voluntad firme e incondicional de llevar a cabo todas estas propuestas, en la medida y en el nivel que correspondan a su cargo


CHA e IU enviaron respuesta de apoyo y acuerdo, ratificados por sus órganos de dirección respectivos. Incumplieron ambas formaciones a los pocos meses los puntos 1, 2, 3 y 4.

PP y PAR comunicaron por escrito su inconformidad.

PSOE ni respondió.

Y COLORÍN COLORADO….







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si lo deseas, puedes hacer el comentario que consideres oportuno.