lunes, 21 de septiembre de 2015

Diario de un profeflauta motorizado, 569

                      Hoy se celebra el Día Mundial del Alzheimer



Hoy tengo sensación continuada de Grecia: recuerdo su referéndum, su votación anterior, el pueblo en la calle, la ilusión de no perder la dignidad. Hoy tengo sensación de nada: Syriza no llama a rebelarse contra los dueños del dinero y de las armas, a librarse del cepo en que están atrapados los griegos, a tener futuro. Ayer Syriza ganó solo para encargarse de ejecutar las condiciones draconianas del tercer rescate, los recortes, la merma en las pensiones, etc. Ha ganado Syriza solo para gestionar que gran parte del dinero de ese rescate vaya destinado única y exclusivamente para los bancos alemanes y franceses, para las entidades financieras supranacionales. Grecia está metida en una agonía sin fin y sin llegada de la muerte. Nos quieren agónicos, inmersos en un mátrix donde nuestras energías están al servicio de una minoría supermillonaria.

Me aferro, no obstante, a la etimología de “agonía”: del griego “αγωνία”, significa originariamente lucha y combate. Combatiré y lucharé, pues, hasta mi muerte.

La mañana ha transcurrido bien. Algunas personas pretenden rebatir a gritos nuestro mensaje condensado en unas octavillas. Otras personas, en cambio, están un rato con nosotr@s. Por supuesto, como cada día hemos entonado el Canto a la Libertad, en homenaje especial a J. A. Labordeta.

P.D. No hay fotos porque he eliminado sin querer tres fotos preciosas con Gema, Víctor, José Luis, Beatriz, Marisol y el profeflauta. ¡Lo siento! Para compensar aquí está otra de hace unos días:




Mañana, más. Se atisban emociones fuertes.

Beethoven nos proporciona un montón de fuerza y esperanza con el 2º movimiento de su 7ª sinfonía.



Hasta mañana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si lo deseas, puedes hacer el comentario que consideres oportuno.