martes, 22 de septiembre de 2015

Diario de un profeflauta motorizado, 570

Escribo este Diario unos minutos antes de partir hacia la Gran Vía zaragozana. A partir de hoy estaré, mientras no se me impida por la fuerza (de las “fuerzas del orden”, mandadas por el Delegado del Gobierno de España en Aragón), en la vía publica, en las inmediaciones del portal de la sede del Partido Popular de Aragón en Zaragoza. Repito, en plena vía pública, en la calle de todas y de todos, ejerciendo mi derecho inalienable a la libertad de opinión y la libertad de expresión. No otra cosa pone mi cartel, confeccionado ad hoc.





Hoy he podido escuchar cómo varias personas espetaban a gritos a Beatriz que fuéramos a pedir, protestar y reclamar a los que ahora mandan en Aragón (Podemos, PSOE, según ellos). Como si se pudiera hacer borrón y cuenta nueva en los recortes salvajes que el PP ha estado perpetrando. Como si el PP no siguiera arrasado con su mayoría absoluta en el Congreso. Como si el PP no siguiera manteniendo su Reforma Laboral, destructora del verdadero trabajo del que habla la Constitución, creadora de “empleos” de filfa y de humo que impiden vivir con una mínima holgura y con dignidad. Como si estuviesen repuestos en sus centros las decenas de miles de profesoras y profesores arrojados a la cuneta del paro y el ostracismo. Como si se mantuviese un nivel de calidad en la sanidad española con tanto recorte y tanta privatización. Como si el PP hubiese homologado la ley hipotecaria vigente con las directrices de la UE. El PP sigue mandando en España. Por eso estaré esta mañana en las inmediaciones del portal de la sede del PP aragonés en Zaragoza. Esta tarde contaré en otra entrega de este Diario cómo ha ido todo.

Ahora quiero cantar fuerte con Pete Seeger We shall overcome, ¡Venceremos!. Sí, un día venceremos.


Hasta mañana





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si lo deseas, puedes hacer el comentario que consideres oportuno.