martes, 8 de septiembre de 2015

Diario de un profeflauta motorizado, 560


Susana me envía un email con algunos datos relacionados con el comienzo del curso escolar. Desolador. Hay que investigar. Es un Gobierno socialista, apoyado de distinta manera por CHA, IU y Podemos. Llevan poco tiempo, me repito una y otra vez, pero también me pregunto si acabaré quitándome los carámbanos de la cara el próximo invierno en algún portal de cuya vivienda no quiero acordarme.
Parece que no dan importancia al núcleo fundamental del sistema en que nos mueven y nos movemos y que el admirado profesor Emilio Lledó nos recuerda aludiendo a Nietzsche. Nietzsche puso en muchos textos como ejemplo la cultura griega, cuya formación fue más bien y durante mucho tiempo un caos de formas y conceptos (semitas, babilonios, lidios, egipcios…) y, sin embargo, la cultura helénica no fue jamás un conglomerado sin sustancia. Los griegos aprendieron a organizar el caos gracias a ese famoso consejo del oráculo délfico, que estableció el principio fundamental del complejo edificio del pensamiento moderno: “conócete a ti mismo”.
Conócete a ti mismo, γνῶθι σεαυτόν, la sabiduría del mundo está contenida en el microcosmos de una vida coherente y equilibrada, donde el querer, el pensar, el hacer y el deber son una y misma cosa. ¿Cuándo se enseñará algo tan sencillo en la escuela y en el hogar familiar?
Hoy he tenido un buen regalo de la vida. En La Oca Loca, la revista del Centro Penitenciario de Daroca, ha salido publicado mi artículo:  Unprecioso mensaje dentro de una botella: el instante. Me siento dichoso.
Día intenso y con buenos encuentros y gratas coincidencias en Puerta Cinegia. Principalmente, Charo y la familia de Cristóbal, de Alhama de Murcia, que da que pensar que el mundo es a veces un pañuelo. Marga y Beatriz son unas campeonas repartiendo octavillas explicativas de por qué y para qué estamos allí.





Bien, vale ya de palabras. Extreme nos canta More than Words


Hasta mañana




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si lo deseas, puedes hacer el comentario que consideres oportuno.