miércoles, 9 de septiembre de 2015

Diario de un profeflauta motorizado, 561




Mañana comienza el curso escolar para los más pequeños”, me recuerda Juan de Mairena. Y antes de ponerme a pensar en ello, aparece Cioran en Puerta Cinegia y me dice de sopetón: “Afronta el instante con valor, sé implacable con tu fatiga”. Nietzsche lo interrumpe: la posibilidad de innovación verdadera, la vida realmente libre y nueva, no necesita la fuerza del león, sino la inocencia del niño: un ser que vive de lleno, con absoluta novedad, sin condicionamientos de ningún tipo, inventor constante del juego del crear. Es posible crear como juego, sin miras de utilidad, buscando realizar la vida por ella misma. El juego del niño es creación de su vida, plenitud de su tiempo, satisfacción completa, implicación total, encontrándolo todo nuevo y pleno mientras juega y mientras es niño. Sé niño siempre, Antonio, con tod@s es@s niñ@s”.

Mañana fría. La gente pocas veces se hace personas. Las personas se esconden entre la gente.




Hoy ha salido publicado en eldiario.es Aragón mi artículo Gerard Piqué, ese sarraceno. Una vez más, remando contra corriente…
Madeleine Peyroux nos invita en su Smile a sonreír. ¡Con mucho gusto!



Hasta mañana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si lo deseas, puedes hacer el comentario que consideres oportuno.