sábado, 13 de febrero de 2016

Comunicado de ATTAC España





Ante las dificultades que se están dando para conformar gobierno en el Estado Español, y ante las diferentes opciones que se están filtrando a la opinión pública, desde ATTAC España queremos comunicar que valoraremos positivamente aquel gobierno que se comprometa y desarrolle políticas que garanticen las siguientes condiciones de vida para el conjunto de la ciudadanía:

Paralizar la aplicación del programa político neoliberal que nos han llevado hasta la situación actual

Asegurar el acceso a unos servicios públicos universales, de titularidad y gestión pública que garanticen el ejercicio de los derechos humanos. Además exigimos medidas que vayan encaminadas a erradicar la exclusión y la pobreza de nuestra sociedad, como la Renta Básica de Ciudadanía Universal, o el Trabajo Garantizado.

Garantizar el derecho a la igualdad y a la vida de las mujeres, contrarrestando para superar la cultura machista imperante.
Iniciar un proceso de cambio real tanto de modelo económico como de modelo de estado:

Respecto al modelo económico:

Mejora de la regulación del sistema financiero y constitución de una banca pública a partir de las entidades parcialmente nacionalizadas.

Imposición de un Impuesto a las Transacciones Financieras, destinado no sólo a recaudar posibles fondos para afrontar las nefastas consecuencias del austericidio, sino que tenga fundamentalmente un carácter disuasivo con la especulación financiera, además de la lucha por la supresión de los paraísos fiscales

Reestructuración de la deuda española, de la deuda hipotecaria de los hogares y derogación del artículo 135 de la Constitución española.

Iniciar procesos que conduzcan a la condonación de la deuda externa.

Implementar modelos que posibiliten una fiscalidad justa, progresiva y redistributiva, incrementando la fiscalidad de la renta del capital
Elaborar un Plan Nacional de Transición Energética,  de Ahorro Energético y de impulso de las Energías Renovables que transforme el aparato productivo, y derogación del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, con la posterior aprobación de una normativa que permita el desarrollo del autoconsumo eléctrico.

Iniciar la transición a un nuevo modelo productivo que impulse la reactivación de la industrialización selectiva en nuestro país y de la sociedad del conocimiento a través de la inversión en I+D+i  y de políticas científicas.

Promover auditorias, con intervención ciudadana, regulares a todos los organismos y entes públicos.
Respecto al modelo de estado:

Iniciar un proceso de cambio real del modelo de estado  mediante la recuperación de la política y de los valores democráticos por la ciudadanía.

El apoyo a la convicción de pertenencia a una ciudadanía planetaria que implica una política clara a favor de la democratización de las instituciones internacionales (empezando por la Unión Europea) y la defensa de los derechos humanos en todo el planeta.

Desde ATTAC España creemos que los partidos políticos deben ser autónomos para decidir cuál es la fórmula que consideran más adecuada para alcanzar las condiciones arriba expuestas. Consideramos fundamental la iniciativa de contar con la opinión de las bases a la hora de tomar una decisión de este tipo, pues solo así se garantiza la independencia y se enriquece el ejercicio de la democracia. De esta forma, consideramos estas consultas prácticas muy sanas y deseables en términos democráticos, cuya aplicación puede llevar a un importante cambio de paradigma. Las fuerzas políticas defensoras de la mayoría social en Europa deben cambiar su práctica política interna y externa desde una concepción de democracia representativa hacia fórmulas participadas por la ciudadanía en la toma de decisiones y fiscalización de las acciones políticas.

Por otro lado, ATTAC España es consciente de que la movilización social es tanto o más necesaria ya sea con gobiernos afines políticamente o con quienes defienden a las élites sobre el pueblo. Por tanto, llamamos al conjunto de la ciudadanía a continuar con la movilización social e incluso reforzarla. Una vez finalizado este ciclo electoral, somos quienes formamos parte del tejido social de este país quienes debemos vigilar el cumplimiento de las promesas electorales, y exigir de forma creciente mayores niveles de participación en la planificación, ejecución y fiscalización de las políticas que van a condicionar nuestro futuro y nuestras condiciones de vida. Sin nosotros y nosotras, nada.

Se trata simplemente de reapropiarnos toda la ciudadanía del presente y del futuro de nuestro mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si lo deseas, puedes hacer el comentario que consideres oportuno.