miércoles, 13 de abril de 2016

Diario de un profeflauta motorizado, 681. J.



En el 92 vine a Zaragoza después de estar en Madrid desde 1973. Dadas mis limitaciones físicas, Madrid me agobiaba y me limitaba aún más. Por eso regresar a mi ciudad natal fue una recuperación de capacidades y actividades, que tenía constreñidas. Muchas cosas buenas (otras no tanto) vinieron a mí. Entre ellas, destaca conocer y ser con el tiempo amigo de M.A., de T. y de J. Solo porque han entrado en mi vida estos tres amigos, ha merecido la pena venir a Zaragoza.



Hoy es el cumpleaños de J. y también su fecha de jubilación, aunque espere hasta final de curso para irse del centro educativo donde es docente. Por eso, esta mañana lo primero que he hecho es escribir en el Diario una reflexión pensando en J.: La revolución que necesita la política. Caminando por los senderos de la educación y la política,  así como por los mil detalles polícromos que va mostrando la vida, me he visto reflejado en él, además de ser un buen ejemplo de cómo ser y conducirse por la vida. Un buen acompañante, compañero y amigo.

Felicidades, J.
Un fuerte abrazo.
¡A disfrutar!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si lo deseas, puedes hacer el comentario que consideres oportuno.