viernes, 29 de abril de 2016

Diario de un profeflauta motorizado, 694


¿Qué pasa en este país donde vivo? Hace cuatro años el Gobierno del PP, de Rajoy, recién estrenado, promulgó su Reforma Laboral, continuadora de la ya iniciada por el Gobierno socialista de ZP. Hubo un día de huelga general y sanseacabó. Los sindicatos UGT y CC.OO. se sentaron tan ricamente a “acordar” cosas con la CEOE, la Cepyme y la ministra de Trabajo, y la ciudadanía  (parados y explotados incluidos) se quedaron en sus casas. Ayer leí que  las protestas por la reforma laboral en Francia no han cesado. Ayer era la séptima jornada de huelga y protestas en tres meses. La policía calculó que la movilización de ayer alcanzaba las 50.000 personas en todo el país -diez veces más según el sindicato CGT.


El domingo, 1º de Mayo, UGT y CC.OO. convocan las manifestaciones de rigor con el lema “Contra la pobreza salarial y social. Trabajo y Derechos” (Zaragoza, 11 horas). Todo un eufemismo, toda una media verdad: más allá de la pobreza salarial está el no-salario, el no-trabajo, el no-nada. Está la explotación nuda y pura. Ayer me lo decía un joven amigo: ha encontrado aquí y allá chapucillas de explotación, pero “mientras dé para comer algo…”. Los sindicatos deberían ser el motor permanente y contundente de la movilización y la protesta, dada la situación socioeconómica de España. Pero ya Jacinto Benavente escribió “Los intereses creados”, ¡Cuántos, cuántos intereses creados en el mundo sindical, y cuánta pereza, cuánta excusa, cuánta justificación, cuánto Tartufo entre los que viven de las liberaciones y las subvenciones sindicales! Se me abren las carnes cuando veo que, para colmo, a las 11,30 horas CGT con y a las 12 horas el sindicato CNT convoca su propia manifestación. ¡Qué pena, qué vergüenza!




Ayer recibí por email un correo de Médicos sin Fronteras que informa de que “el miércoles, 27 de abril, a las 22:00 h (hora local), el hospital Al Quds al que damos apoyo en Alepo (Siria) fue destruido por bombardeos aéreos, provocando, por el momento, 14 muertos.
El hospital era uno de los más antiguos de la ciudad y su posición era bien conocida por todas las partes en conflicto. Una vez más, condenamos estos ataques, que dejan a la población sin atención médica esencial. Los hospitales ‪#‎NoSonUnObjetivo”. ¡Menudo contraste entre MSF y algunos miembros de los sindicatos, y algunos políticos españoles!

Mi recuerdo, una vez más, a mis compañeros y amigos abogados laboralistas de Atocha. Deseo que este país vea algún día que vuestras muertes, vuestros asesinatos, no fueron en vano.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si lo deseas, puedes hacer el comentario que consideres oportuno.