martes, 16 de octubre de 2012

¿QUÉ PIENSA Y EN QUÉ CREE MITT ROMNIE?




 Willard Mitt Romney es candidato a la Presidencia de los Estados unidos por el Partido Republicano. Además de muy próximo al Tea Party, fue misionero en Francia en su juventud de la  Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocida también como religión o iglesia de los Mormones. Voy a centrarme en este último aspecto: Romnie como mormón. Conviene conocer a grandes rasgos su ideología religiosa y social, por muy increíble que pueda parecer.

Ante todo, un mormón cree en la importancia de un señor llamado Josep Smith (1805-1844), el cual tuvo en la primavera de 1820 (calcúlese su edad: 14 años) una visión de “Dios el Padre” y de “su Hijo Jesucristo”. El primero señaló al segundo, y dijo a Smith: “Éste es mi Hijo Amado: ¡Escúchalo!”.  Joseph Smith era un muchacho de escasa cultura, rayando en el analfabetismo y según sus propias palabras, casi incapaz de manejar la aritmética básica. En el mundo católico, también hay apariciones, pero no se llega tan alto, pues suelen aparecerse solo la virgen o algún santo, aunque siempre también a gente sencilla, como pastorcillos, labriegos…

Romnie cree también que tres años después, el 21 de septiembre de 1823, el mismo Smith tuvo la vision de un mensajero celestial llamado Moroni, que le dijo que Smith había sido elegido para restaurar la iglesia de Jesucristo en la tierra, para lo cual tenía que traducir unos escritos de unos pueblos antiguos, cuyo compendio sería finalmente el Libro del Mormón. El documento habría sido escrito sobre planchas de oro por varios profetas americanos y compilado por Mormón, padre de Moroni, más de mil años antes de la aparición. Un mormón, Romnie incluido, cree que ese Libro es el más importante, junto con la Biblia, del mundo.

Tales creencias de Romnie incluyen también que el profeta Moroni también comunicó a Smith dónde estaban escondidas aquellas planchas de oro que contenían los mensajes de esos antiguos profetas que habitaron en América. Así, en 1827 encontró las planchas en el lugar indicado por el profeta Moroni: el cerro de Cumorah, a 8 km al sur, cerca de su residencia en Palmyra. O sea, como el secreto de Fátima, pero esta vez a voces.

El candidato republicano Romnie tiene abierta su mente a los portentos y prodigios divinos, por lo que cree igualmente a pies juntillas que Josep Smith  tradujo el texto de las planchas, escrito en una especie de “egipcio reformado”, publicando todo en 1830 con el título El Libro del Mormón e instituyendo posteriormente la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los ültimos Días. Para traducir dichos textos se sirvió de unas piedras portentosas, que se ponía sobre la cabeza, gracias a las cuales obtuvo así la facultad de leer y traducir las planchas y dictárselas a tres amanuenses. Smith metía las piedras dentro de un sombrero (para que no se le movieran o cayeran), y así podía ver en inglés lo que las planchas mostraban normalmente en egipcio reformado. Las piedras surtían ese efecto portentoso solo con él, pues, aunque otros lo intentaron, ninguno de ellos consiguió traducir nada.
El candidato republicano Romnie está asimismo convencido de que durante el proceso de traducción se le apareció, entre otros, Juan el Bautista, quien le confirió e Sacerdocio Aaráonico, así como algunos apóstoles más, que le otorgaron el Sacerdocio mayor, y le encomendaron restaurar la iglesia de Jesucristo. Fueron, pues, días de actividad febril por parte de algunos personajes celestiales. Unos siglos antes ocurrió lo mismo en España: de hecho, cada pueblo tiene su aparición, su virgen, su santo, su milagro, su ermita construida por recomendación celestial y sus fiestas –generalmente en verano- en honor del personaje celestial de turno.
Para que se entienda un poco mejor la historia mormónica, Willard Mitt Romnie podría explicarnos que el Libro del Mormón recoge dos tradiciones: a) un relato del pueblo de Nefi, de origen semita, que llegó al continente americano desde el Oriente Medio, guiados por inspiración divina y auxiliados por una especie de brújula denominada “Liahona”, una esfera metálica que servía tanto para dar orientación geográfica como advertencias espirituales a los navegantes. El relato cubre un periodo que va, aproximadamente, desde el año 600 a. C. hasta el año 400 d. C., y b) la historia de una migración anterior, de los jareditas, pueblo de la época de la torre de Babel, quienes emigraron a este continente, pero que fueron casi exterminados antes de la llegada del grupo relatado en a).

En resumidas cuentas, narra la historia de un clan familiar de hebreos que abandona Jerusalén antes de que fuera sitiada y tomada por las tropas de Nabucodonor, rey de Babilonia, y que guiados por Dios atraviesan los océanos para llegar a América, donde se multiplican grandemente, para después dividirse en dos grupos rivales, los nefitas y los lamanitas. en pugna constante. Los nefitas fueron finalmente derrotados en el año 428 por los lamanitas, que se transformaron en un pueblo feroz y muy distante de las costumbres nefitas, constituyendo la ascendencia de los indios americanos, cuya pigmentación de la piel fue interpretada como una maldición o un castigo por su pecado. Desconozco qué piensa Romnie a este respecto…
El Libro de Mormón se ha publicado en 78 idiomas, con porciones traducidas en otras 32 lenguas, imprimiendo más de 120 millones de copias, cubriendo el idioma nativo del 99% de sus miembros y el 87% de la población mundial total.  Quizá alguien quiera incorporar un ejemplar a su biblioteca…
El asunto aún se remonta más lejos. Por ejemplo, aseveran los mormones, Romnie incluido, que en 1831, Smith establece su Iglesia en Ohio, desde donde envía a varios seguidores a esteblecer la ciudad de “Sión”, en el estado de Missouri, donde Smith asegura que había existido el Jardín del Edén o Paraíso Original.
En 1838, Smith es encarcelado en Missouri y en 1844 Joseph Smith murió asesinado a balazos en la cárcel por una turba de alrededor de 200 a 250 personas.
Sus seguidores se establecen definitivamente en Utah en 1847 donde es edificado el templo del lago salado. Su asentamiento se situó en el entorno del Gran Lago Salado (Great Salt Lake), en el que, bajo difíciles condiciones, fundaron Salt Lake City.

De todas estas visitudes surge La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. De hecho, en 1838  Joseph Smith afirmó que había recibido de Dios una revelación en la que oficialmente tendría definitivamente ese nombre; por tanto, hasta la denominación de la Iglesia es considerada sagrada al ser dado por revelación divina. (Hay que ver cuánto habla al algunos el dios respectivo en unas fechas y cuánto tiempo está callado para todos los demás; y luego dirán que la psicopatología está en crisis…).
Según la ideología mormona, la iglesia cristiana primitiva había sido "corrompida" por las filosofías y costumbres imperantes, pervirtiendo su mensaje. La época comprendida entre los primeros apóstoles y la visión de Joseph Smith es llamada  la Gran Apostasía. Por eso los mormones proclaman una restauración, una nueva instauración de los orígenes. Sería interesante preguntar a Romnie qué considera caduco y corrompido, y desde qué ideas e instancias piensa que debe restaurarse un nuevo mundo, una nueva sociedad. ¿Quizás el Tea Party?
Los mormones defienden y admiten la poligamia, pero no la poliandria (o sea, los mismos paraámetros machistas tradicionales). El mismo Joseph Smith fue adepto y predicó la poligamia. Él mismo tuvo al menos 33 esposas, algunas menores de edad y que ya habían estado casadas anteriormente. Su idea de familia está regida por un concepto del varón y de la mujer algo más que obsoletos. El principio de igualdad de género se siente bastante incómodo entre ellos. 

Habría que preguntar a Romnie asimismo si participa de la idea mormona de que la materia es eterna, así como también necesaria para que las “inteligencias”, igualmente eternas, consigan su plenitud mediante su unión con la materia. De hecho, la iglesia mormona asegura que la labor de Dios consiste en crear mundos en todo el cosmos con inteligencias encarnadas en materia.
Los mormones son también, de hecho, politeístas, aspecto que quizá desconocen muchos norteamericanos, tan bíblicamente monoteistas. De hecho, los mormones afirman que quienes consiguen la plenitud final se hacen iguales a Dios; más aún, pueden transformarse, por tanto, en un Dios, o llegar a ser dioses. De hecho, para ellos Dios habría sido alguna vez un hombre,que poseía un cuerpo de carne y hueso.
Históricamente, afirman, desde el punto de vista histórico-teológico, que los mormones son “israelitas”. Quizá con ello quede aún más clara la postura de Romnie con Israel, su política con Palestina y algunos otros países árabes malignos, los territorios ocupados, las amenazas de ataque a Irán para evitar su fabricación de armamento nuclear, etc.
En la Iglesia de los Mormones, los nuevos tiempos iniciados con la aparición de Joseph Smith son la piedra que destruirá el gobierno secular, que será reemplazado por un Reino de Dios teocrático. ¿El ideal político para Romnie es unos Estado Unidos sobre la base de una teocracia?

5 comentarios:

  1. Alucinante... pero lo más alucinante de todo es que, en estos tiempos, haya mentes tan simples que sean capaces de "tragarse" tal cúmulo de tonterías...

    ResponderEliminar
  2. Algunas de esas personas no solo tragan esas cosas, sino que tienen la sartén del mundo por el mango...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero éso ya no es sólamente alucinante, éso es terrorífico y acabará siendo catastrófico...
      Gracias por tu documentado artículo.

      Eliminar
  3. Si ése es republicano yo soy Juana La Loca.

    ResponderEliminar
  4. Si ése es republicano yo soy Juana La Loca.

    ResponderEliminar

Si lo deseas, puedes hacer el comentario que consideres oportuno.