jueves, 17 de marzo de 2016

Diario de un profeflauta motorizado, 668


Día pleno de emociones y recuerdos por los mal-refugiados sirios, iraquíes, afganos, etc., por el egoísmo reinante en Españistán, el confortable corral donde vivimos, en la ruinosa Europa. Una ciudad de casi 700.000 habitantes como Zaragoza mostró su rostro una vez más: apenas 400 ó 500 personas estábamos ayer ante la Delegación del Gobierno. La sangre de Caín corre por nuestras arterias. El cainismo es una de las principales señas de identidad de Españistán.


Antes, Marisol y yo tuvimos la ocasión de hacernos una fotografía ante el portal de la exConsejera de Educación con el Gobierno de Rudi. Dos años de nuestra vida allí. Cuánta emoción llenó por unos segundos mi memoria. Ahora espero como una pantera a punto de saltar sobre su presa la ocasión para denunciar y reivindicar derechos y libertades de una forma que me convenza y por un objetivo preciso y delimitado. Ahora reina solo la confusión y solo veo una amalgama de intereses, acciones y omisiones por parte de los grpos políticos que requiere clarificación. Esperar es una virtud: la espera y la esperanza, escribió Laín Entralgo.

De momento, caña con Texas, hijos e hijas del sol, del cálido y tórrido verano



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si lo deseas, puedes hacer el comentario que consideres oportuno.