sábado, 26 de marzo de 2016

Diario de un profeflauta motorizado, 672 ¿Es todo lo que han llegado a aprender?


El primer ministro del Gobierno federal belga, Charles Michel, confirmó el viernes que Bélgica mandará aviones F-16 para bombardear ISIS (como si ISIS fyese un pueblo o una zona, en lugar de personas entre personas civiles inocentes. Ojo por ojo. Muertos por muertos. Bombas por bombas. Eso es, al parecer, todo lo que han llegado a aprender nuestros paisanos belgas.

Estados Unidos anunciaba el jueves que ha matado al supuesto número dos de ISIS, Abd al Rahman Mustafa al Qaduli, “durante un ataque en Siria”. Las distintas versiones han hablado de “bombardeo”, de “fuerzas especiales”. Me temo que se trata, una vez más, del consabido dron guiado desde un despacho subterráneo en Arkansas. Tras Irak, Afganistán, etc. ya conocemos que ha llegado a aprender Estados Unidos desde el 11-S.



Continúan en Bélgica y Francia las detenciones de “terroristas”, que ahora aparecen como hongos. “Terrorismo”, “terroristas”, “atentados terroristas”, “bombas terroristas”, “redada antiterrorista”… Ya no sorprende contemplar el enésimo  bombardeo propagandístico del poder, también del mediático. Ayer escuché (en silencio, impropio de mí, pero por cansancio y agotamiento) una conversación sobre el asunto en una Farmacia: desolación, devastación de las mentes, aflicción en mi interior. “Crítica de la Razón Pura”, “… de la Razón Práctica”, resonaba en mis oídos. Kant me daba palmaditas en la espalda.

Hay terrorismo en ambas partes. Hay víctimas en ambos lados. El fanatismo crece en el mundo. 

El martes tendré el privilegio de estar en la Sala Mozart del Auditorio deleitándome con el Requiem de Mozart y el Carmina Burana de Carl Orff.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si lo deseas, puedes hacer el comentario que consideres oportuno.