jueves, 13 de junio de 2013

Diario de un perroflauta motorizado, 10


 Hoy he estrenado cartel. ¡Gracias, Stela y Paco! 

A los pocos minutos, me he dado cuenta de que la gente miraba, pero sin percatarse bien del mensaje. Pensando, he unido el mensaje originario (perceptible en un instante) con el nuevo cartel. Ha funcionado. Exceptuando a los habituales viandantes que no reparan o no quieren reparar en mensajes que no les convengan, algunas personas comenzaron a mirar el portal de la Consejera perpetradora de tanto recorte. Algunos me han pedido permiso para fotografiarme (generalmente “para mi Facebook”, decían). Uno de ellos, Miguel Ángel, acaba de enviarme por email alguna fotografía. Este es el resultado.  


Esta tarde iré a buscar el nuevo cartel plastificado. En papel, se deteriora pronto y no es cómodo sostenerlo.
Hacia las 12 una pareja se ha dirigido con mucha celeridad hacia el portal: la Consejera de Educación y un guardaespaldas. La Consejera, al no tener otro remedio que verme y pasar muy cerca, ha hecho un gesto cercano a la mueca y sus labios musitaron no sé qué. Mientras empujaba con el hombro la puerta, la he saludado. “Hola, buenos días”, le he dicho. “Buenos días”, ha respondido, ya entrando. El guardaespaldas, traje gris, zapatos negros, corbata azul oscuro, se ha quedado en la calle, a unos metros, con el móvil incesantemente en la oreja.

A los pocos minutos, dos policías de paisano han vuelto a identificarse y a preguntarme las mismas cosas de otras ocasiones. 1) Por qué y para qué estaba allí. He señalado y mostrado el cartel. 2) Si abandonaba. He respondido que empiezo a las once y me retiro a las  12,30; 3) Así las cosas, cabe abrir diligencias. He respondido que cumplieran con su deber, pero que hace unos días dos compañeros suyos ya habían estado allí por lo mismo y para lo mismo. 4) Es molesto para la familia –concretamente, las hijas de la Consejera- que una persona esté señalando su puerta como domicilio, con el nombre. He respondido que es mucho más molesto para miles de familias el recorte en becas de comedor, tasas universitarias, recorte de profesorado, aumento de ratio alumno/clase, etc. 5) Hay otras formas de manifestar las ideas y protestas: manifestaciones, concentraciones, etc. He respondido que són fórmulas válidas, pero que no hacen daño ni molestan. El poder no nos deja otra vía real de protesta que realizando acciones molestas. 6) Si iba a estar allí todos los días. He respondido que sí, pero que en invierno procuraré abrigarme. He añadido que si tenían hijos e hijas, yo estaba allí también por ellas y por ellos.
Aquellos policías sabían ya que en días anteriores había repartido octavillas y otros detalles más. A ojos vista, compartían el mensaje del cartel y mis palabras, si bien debían cumplir su cometido. Han vuelto a mover la cabeza, han medio suspirado, se han preguntado delante de mí  “¿Qué hacemos?” y se han marchado. Pasaba de las doce y media y he vuelto a casa, acompañado un rato por mi amiga Marga, que casualmente había estado presente en aquella conversación. 
Hasta mañana.

26 comentarios:

  1. Viva la democracia !!!

    Antonio, un fuerte abrazo.

    Miguel Angel

    ResponderEliminar
  2. Viva la democracia !!!

    Tengo un hijo de 11 años.

    Antonio, un fuerte abrazo.

    Gracias a ti !!!!

    Miguel Angel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo mejor del mundo y de la vida para ti y para tu hijo
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  3. Viva la democracia !!!

    Antonio, un fuerte abrazo.

    Miguel Angel

    ResponderEliminar
  4. Grandísima iniciativa compañero!!

    Por cierto, escribe a los periódicos locales, que seguro que sacan un artículo, por toda la polémica que se ha levantado con la casa de la consejera.

    ¡¡¡Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribo cada semana un artículo extenso en El Periódico, pero prefiero esperar por ahora a posibles acontecimientos, que intuyo están al llegar

      Eliminar
  5. Siempre podremos hacer algo más que lamentarnos por lo mal que lo pasamos debido a la poca vergüenza que tienen. ¿Te sientes idiotizado cada vez que hablan los políticos?, como yo, ¿te entran ganas de vomitar cada vez que les escuchas?, como a mi. Participa, firma e invita a tus amigos a hacerlo, juntos podremos conseguir que se recorte donde hay que hacerlo: www.facebook.com/events/263976900391615/

    ResponderEliminar
  6. La utopía es la verdad del mañana

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, aferrados a la utopía siempre
      un abrazo
      Antonio

      Eliminar
  7. Todo un ejemplo. Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Con personas como tú cambiaremos el mundo, pero a mejor!!!! Ánimo y a seguir en la lucha!!! Qué importante es tu labor, ya que ayudas a evadir los miedos, y proporcionas muchas esperanzas. Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú eres igual, ni más ni menos, que yo. Cambiemos, pues, juntos, codo con codo, el mundo. Otro mundo es posible
      un abrazo

      Eliminar
  9. Todo mi apoyo y admiraciOn por dar un paso mas cuando ya el animo y las fuerzas flaquean.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es verdad. Flaquean las fuerzas y el ánimo se debilita. Por eso mismo hay que luchar ahora con más denuedo que nunca
      un fuerte abrazo
      Antonio

      Eliminar
  10. Sigo tus diarios de perroflauta todos los días,te felicito Antonio por lo que estás haciendo, ¡que grande eres!
    Un abrazo muy fuerte
    Carmina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Carmina. ¡Gracias! Siempre estaremos juntos, en el mismo camino.
      Salud y abrazos, amiga, compñañera, hermana

      Eliminar
  11. Muchas gracias por tu trabajo, Antonio.
    Eres un luchador incansable y ejemplo para muchos de nosotros.
    Me encanta conocerte, me pongo hueca.
    Besos de chocolate.
    Maite.

    ResponderEliminar
  12. Tú eres siempre aire limpio y fresco en el camino que recorremos juntos
    salud y abrazos, Maite

    ResponderEliminar
  13. José Luis Bellido16 de junio de 2013, 20:16

    Querido Antonio, gracias. ¡Qué buenos ejemplos y qué poco aprendemos! Admiro con envidia el valor de las compañeras de la limpieza, casi un mes en huelga y aguantan. Si los enseñantes fuéramos capaces de aguantar una semana... Y te admiro a ti, ejemplo de dignidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias, José Luis.
    Un fuerte abrazo
    Antonio

    ResponderEliminar

Si lo deseas, puedes hacer el comentario que consideres oportuno.