viernes, 21 de junio de 2013

Diario de un perroflauta motorizado, 16

Solsticio de verano. Día más largo del año, celebrado ante el portal de la Consejera de Educación. El sol se abre paso entre nubes grises, caen unas gotas de lluvia y finalmente se queda un día esplendoroso.

Hoy he tenido encuentros gloriosos: Ingrid y Miguel Ángel, Begoña, algunos amigos y amigas más, y toda una sarta de personas que dan ánimos, comentan lo que les apetece o comunican su acuerdo del mil maneras.
He estado toda la mañana rumiando el proyecto de reforma de la Administración anunciado por el Gobierno de Rajoy. Allí está incluida la posible eliminación de la figura de Defensor del Pueblo, presente con distintos nombres en 12 comunidades autónomas. A finales del siglo XVI el Justicia de Aragón (así se conoce al Defensor del Pueblo) fue decapitado por oponerse a las órdenes del rey, Felipe II. Hoy seguramente, además de estar abolida la pena de muerte, no decapitarían a nadie, pues los presuntos defensores de los derechos y las libertades del pueblo están más que domesticados y al servicio incondicional de los poderes del Estado.
Hoy, allí, en la calle Alfonso I, viernes, había más gente de lo habitual, principalmente excursionistas, turistas y escolares de otras localidades. Yo, solo, con mi flauta, mi perro y mi cartel, me he preguntado una y mil veces por qué el Justicia de Aragón no estaba allí, conmigo, en la vía pública, rebelándose, protestando. Y si no conmigo, con los desempleados, los desahuciados, los privados de becas de estudio, las limpiadoras de hospitales públicos (aún en huelga tras 33 días, dos empleados en huelga de hambre desde hace muchos días), etc. ¿Para qué, si no, un Defensor del Pueblo? ¿De qué sirve un Justicia que se desentiende de la injusticia? ¿Quién nos defiende de los Defensores del Pueblo? ¿Acaso no está la gente en la calle para reclamar justicia, para reivindicar los derechos y las libertades que supuestamente debería proteger y defender el Defensor del Pueblo? ¿Es que se le pasa a alguien por la cabeza acudir al Justicia o al Defensor del Pueblo?
¿Quién nos defiende de los Defensores del Pueblo?
En los años 90, el grupo Ella Baila Sola lanzó la canción Mujer Florero. Hoy no puedo menos que asociarla a algunas figuras e instituciones similares, como los Defensores Floreros y Justicias Floreros.  Esta es la canción, por si no la conoces o la quieres recordar: